Noticias

Ñaupa iglesia: nuevo circuito en cusco

Muy cerca de Ollantaytambo hay una ruta ideal para los caminantes: el enigmático santuario de Ñaupa-Iglesia, con su altar pétreo de manufactura inca clásica en medio de una gruta con techo "a dos aguas", con escaleras de acceso y andenes que dominan el abismo.

Roberto Ochoa B. 

Fotos: Álvaro Ugarte Forno
 

Cusco no deja de sorprender por sus maravillas turísticas... y científicas. Un nuevo destino que poco a poco gana visitantes es Ñaupa-Iglesia, un antiguo santuario inca escondido en una quebrada vecina a Ollantaytambo.
 

Para aquellos que prefieren caminar para conocer los misterios qosqorunas, Ñaupa-Iglesia se ha convertido en todo un destino de aventura y misterio. 

Poco antes de llegar a Ollantaytambo, se pasa por el poblado de Pachar, se cruza el río Urubamba, se camina dos kilómetros siguiendo la vía férrea y se ingresa a una quebrada que parece deshabitada pero que esconde uno de los secretos mejor guardados de los incas: una caverna con techo "a dos aguas" que alberga una hermosa huanca (piedra sagrada) de manufactura inca clásica, y un enigmático portal tallado en la roca que semeja un altar pétreo. En los alrededores se pueden ver escaleras pétreas y construcciones en medio de la quebrada

Para la arqueóloga Nicolasa Arredondo, este santuario debería llamarse "Choqella" (templo de oro brillante) aunque también se aceptaría "Choqe Illa" (talismán de oro") o  "Choqe Killa" (luna de oro).

 

Pero el topónimo Ñaupa-Iglesia (iglesia antigua) tiene un temperamento mestizo muy especial, pues incorpora una palabra castellana para describir un lugar santo prehispánico. O sea, muy peruano.

El maestro Edwin Salazar Garcés, director científico de Planetarium Cusco, Ñaupa-Iglesia "por su belleza y calidad de las talladuras es única en la región y por su importancia arqueoastronómica, simplemente extraordinaria".
 

Salazar afirma que los ejes del altar pétreo "proyectados en determinadas épocas del año y haciendo observaciones nocturnas, señalaban en el cielo, por encima del borde de los cerros, posiciones de estrellas y constelaciones conocidas por los inkas". Mientras que el movimiento del Sol a lo largo del año marca fechas significativas en el calendario sagrado del Tahuantinsuyo, y que hoy en día coinciden con fechas como el Día de los Muertos, los carnavales y las temporadas de siembras y de cosechas.
 

"Ñaupa Iglesia fue una huaca  muy especial, porque además de ser un lugar de culto a los mallquis (momias) de sus ancestros (lo demuestra la gran hornacina o nicho de la pared pétrea), tuvo que ser  lugar de grandes anuncios de eventos astronómicos asociados al cumplimiento de rituales en fechas específicas del calendario agrícola, los alineamientos así lo demuestran.

Esta es la mejor época para visitar Ñaupa-Iglesia. Los turistas se pueden alojar en Urubamba o en Ollantaytambo, seguir hasta Pachar y caminar hasta la quebrada. La ventaja es que no hay multitudes de turistas y se puede acampar, como para comprobar esa energía cósmica que alberga la caverna.
 

Antes del viaje a Ñaupa-Iglesia, lo mejor es leer el blog del maestro Edwin Salazar: http://qoyllur.blogspot.com/2013/01/naupa-iglesia-una-waka-astronomica.html. 

Fuente: larepublica.pe

MAS NOTICIAS



HOSTAL TEATRO INKA
TURISMO EN CUSCO