Noticias

Nueva York: Un día de verano en el Central Park

MARÍA HELENA TORD

Rodeado de inmensos edificios, el legendario Central Park no es solo uno de los parques urbanos más grandes del mundo sino que es, además, el parque más famoso, debido a que aparece en muchas de las películas que se filman en Nueva York, que no son pocas.

Es por ello que aunque lo visite por primera vez siempre se le hará familiar. Sus senderos y jardines han sido escenarios de icónicas escenas del cine y es una parada obligatoria en todo viaje a Nueva York, sobre todo en verano, primavera o en otoño, que es cuando se convierte en el escenario perfecto para descansar de la intensa ciudad.

Las principales avenidas del norte de Manhattan desembocan en el Central Park, que está cerca de muchos de los principales destinos turísticos: la llamada ‘museum line’(o línea de museos) mira este gran parque y es paralela a su vez de la Quinta Avenida, la gran ruta con exclusivas tiendas de la ciudad.

En el museum line están reunidas varias de las máximas instituciones culturales de la ciudad como el MET (Metropolitan Museum of Art), el museo Guggeheim, el Museo del Barrio, Frick Collection y galerías de arte como la Neue galerie. También a la salida de la calle 79 Oeste o 81 Oeste, está el museo de Historia Natural.

El parque se encuentra rodeado por calles muy transitadas, como la Quinta Avenida; al sur se encuentra la Calle 59, y también con llamada Central Park Norte. Al oeste se junta con la denominada Central Park Oeste que conserva su nombre al igual que la Quinta Avenida. Hacia la Séptima Avenida, con la calle 58 Oeste, donde podemos salir del parque hacia Manhattan justo en Columbus Circle y ver la estatua de Colón. Cerca de esta zona hay muchos lugares para visitar, como el Rockefeller Center, desde cuya cima se tiene una magnífica vista.

Luego de un recorrido por estos grandes centros culturales siempre está la opción de hacer una parada en el Central Park que está a unos pasos.

POR DENTRO
Dentro del inmenso parque hay muchos espacios originales. Lo ideal para conocerlo bien y en poco tiempo es montarse en una bicicleta. El costo es de aproximadamente US$15 la hora y las puede alquilar en las principales puertas de entrada o en las tiendas de alquiler que están a unas cuadras. Recuerde que debe presentar algún tipo de identificación para realizar la renta.

Alrededor del Central Park hay vías para recorrer en bicicleta y circuitos establecidos de diferentes distancias. Las hay de 6, 5 y 1 milla. Aquí también otros tipos de transporte, desde carruajes hasta patines.

Gran parte del parque está ocupado por el reservorio Jacqueline Kennedy. Sin embargo, el parque cuenta, además, con lagos artificiales, dos pistas de hielo para patinaje y espacios utilizados para deportes, así como un pequeño zoológico que sirvió de inspiración para la película “Madagascar”.

Otro espacio singular y especial para niños es el teatro de títeres de la casa de campo sueca, famosa por ser el albergue perfecto para el entretenimiento de los más pequeños.

Frente a Bethesda Terrace se extiende The Lake que se utiliza mucho para pasear en bote durante el verano. Actualmente se puede disfrutar de este lago rentando un bote o caminando por los senderos que lo bordean. Para alquilar una barca debe dirigirse a Loeb Boathouse en el extremo este del lago.

LA MEJOR TEMPORADA
El verano es la mejor época para disfrutar al máximo del parque, ya que durante esta temporada tiene la mayor cantidad de eventos, la mayoría son gratuitos.

El festival teatral más conocido y el más importante es el renombrado Shakespeare en el parque o las presentaciones de teatro independiente como el Delacorte que se realizan al aire libre. También se programan conciertos de la Filarmónica de Nueva York y de músicos independientes que llegan en la temporada de calor para tocar al aire libre.

Fuente: http://elcomercio.pe

MAS NOTICIAS