Noticias

Pintas en muros incas de Cusco: ¿Cómo enfrentar ese vandalismo?

Pintas en muros incas de Cusco: ¿Cómo enfrentar ese vandalismo?

En diálogo con El Comercio, autoridades de la dirección de Cultura pidieron crear fiscalía especializada. Conoce otros casos


Pintas en muros incas de Cusco: ¿Cómo enfrentar ese vandalismo?

“Gimena, te amo. De Luis” es la pinta con aerosol de color negro que apareció en setiembre del 2012 en un muro inca de la zona de Rumi Wasi, en el distrito de San Sebastián, Cusco. En otra inscripción se aprecia el nombre de “Douglas” en medio de un mensaje amoroso.

Pintas en muros incas de Cusco: ¿Cómo enfrentar ese vandalismo?

El caso más reciente es el daño a la Piedra de los Doce Ángulos. (Foto: Difusión)


La pinta con aerosol sobre la famosa Piedra de los Doce Ángulos es el caso más reciente de daños a muros incas en Cusco, los cuales son patrimonio cultural e histórico. ¿Los autores? No un evento natural, sino el mismo humano.

El titular de la Dirección Desconcentrada de Cultura Cusco, Ricardo Ruiz Caro, indicó a El Comercio que en lo que va del año se han registrado al menos cuatro incidentes similares de pintas con aerosol, mientras que en el 2013 recuerda unos 33, que incluyen al centro histórico de la Ciudad Imperial.

“En algunos casos sí se ha llegado a identificar a personas el año pasado, como el caso de unos jóvenes chilenos, quienes estuvieron detenidos y fueron multados”, recordó en referencia además a un caso del 2004 protagonizado por dos ciudadanos del vecino país.

Además de atentados contra restos arqueológicos y arquitectónicos, otra manifestación del irrespeto por los bienes culturales tiene que ver con robos sacrílegos. “Según registro de los últimos 10 o 20 años, estaríamos hablando de hasta 5 mil piezas que han ido desapareciendo de la gran cantidad de templos que tenemos en la región”, indicó el funcionario.

¿CÓMO ENFRENTAR ESOS ACTOS VANDÁLICOS?
Solo con vigilancia, “va a ser imposible”, sostuvo Ruiz Caro al considerar que se necesitan otros instrumentos que incluyan un mayor compromiso de la sociedad. Al respecto, comentó que la dirección evalúa desarrollar un agresivo programa de difusión y sensibilización, pues la problemática va más allá del control policial.

“Me gustaría que en Cusco hubiese una fiscalía especializada en (delitos contra el) patrimonio. Es increíble que con la cantidad de patrimonio que tenemos, no haya un fiscal ad hoc para el tema patrimonial”, manifestó.

En la misma línea se expresó la especialista en patrimonio, desarrollo y gestión cultural, María Elena Córdova Burga. “Ayudaría muchísimo. Habiendo una instancia del Ministerio Público dedicada a eso, quizá uniendo esfuerzos con el Ministerio Público y la Policía, podríamos tener un control más especializado”, comentó la también asesora de la Dirección de Cultura de Cusco.

Otras acciones necesarias, según coincidieron, son incrementar las penas o hacerlas más drásticas y efectivas, pero insistieron en que se debe de tener conciencia de que el patrimonio cultural representa la identidad del país, lo que va más por un factor educativo.

DATO
Pintas con aerosol en muros incas. ¿Cómo se limpian?

“Usamos un solvente altamente especializado en un entorno de gel. Al volverse como una gelatina espesa, ataca directamente a la pintura. Tenemos solventes biodegradables, de manera que una vez que se termina de trabajar, se realiza una pequeña limpieza con agua y no queda un daño químico sobre la piedra. Se minimizan estos efectos. Usualmente logramos hacer intervenciones que logran desaparecer totalmente (las pintas)”, explicó Ricardo Ruiz Caro.

Delitos contra el patrimonio cultural
El artículo 226 del Código Penal indica: “El que se asienta, depreda o el que, sin autorización, explora, excava o remueve monumentos arqueológicos prehispánicos, sin importar la relación de derecho real que ostente sobre el terreno donde aquél se ubique, siempre que conozca el carácter de patrimonio cultural del bien, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres ni mayor de seis años y con ciento veinte a trescientos sesenta y cinco días multa."

Artículo 228: “El que destruye, altera, extrae del país o comercializa bienes del patrimonio cultural prehispánico o no los retorna de conformidad con la autorización que le fue concedida, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de tres ni mayor de ocho años y con ciento ochenta a trescientos sesenta y cinco días multa. En el caso que el agente sea un funcionario o servidor público con deberes de custodia de los bienes, la pena será no menor de cinco ni mayor de diez años”.

OTROS INDIGNANTES CASOS
[24/02/2014] La Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco denunció la aparición de pintas con aerosol de color rojo en un muro inca restituido, que se ubica a una cuadra de la Plaza de Armas y que, según las primeras averiguaciones, habrían sido hechas por barristas del club Cienciano.

[31/01/2014] Una plataforma de la plazoleta de Colcampata, en la zona monumental del templo de San Cristóbal, en Cusco, fue dañada con aerosol.

[29/10/2013] Una pinta con la letra ‘U’, símbolo del club Universitario de Deportes, afectó un muro inca de la calle Maruri, en el centro histórico de la ciudad.

[07/03/2013] Un total de 60,30 metros lineales del muro exterior del palacio de Cusicancha, donde nació el inca Pachacútec, resultó afectado con pintas hechas con aerosol y con manchas de grasa.

[21/09/2012] “Gimena, te amo. De Luis” es la pinta con aerosol de color negro que aparece en un muro inca de la zona de Rumi Wasi, en el distrito de San Sebastián, Cusco. En otra inscripción se aprecia el nombre de “Douglas” en medio de un mensaje amoroso.

[05/11/2011] Pintura de color verde fosforescente fue rociada en muros incas de la calle Santo Domingo, al costado del templo del mismo nombre y del famoso Coricancha, en el Cusco.

Fuente: RPP NOTICIAS

MAS NOTICIAS