Noticias

Una madre española mata en Francia a una profesora delante de sus a

Este viernes comenzó en Francia con otra conmoción, esta vez no política, que forzó la reacción de la cúpula del Estado. Una mujer de 47 años con supuestos problemas psiquiátricos graves mató de una puñalada a la profesora de su hija en un colegio de la localidad de Albi, cerca de Toulouse, en presencia de al menos una decena de pequeños alumnos de la sección maternal. La autora del crimen, nacida en Marruecos y con nacionalidad española, fue detenida 20 minutos después del crimen. Tras un breve interrogatorio, fue puesta en manos de psiquiatras y, según fuentes oficiales, fue hospitalizada para su tratamiento.

Eran las nueve de la mañana del último día de clase antes de las vacaciones estivales en la escuela de educación primaria Edouard Herriot, situada en un barrio con problemas sociales de Albi. Una mujer llevaba a su hija de cinco años al aula de primaria en la que esperaba la profesora Fabienne Terral-Calmés, de 34 años y madre de dos niñas. Entre gritos, según contó uno de los empleados de la escuela a France Info, la mujer sacó un largo cuchillo de cocina y se abalanzó sobre la profesora. “No soy una ladrona”, clamó la homicida mientras clavaba su cuchillo en el tórax de la profesora.

La agresora abandonó a la carrera el colegio, en el que estudian 284 niños. Veinte minutos después era detenida por la policía. Mientras, la profesora era atendida por los servicios de emergencia. Claude Derens, fiscal de Albi, contó a France Presse que, cuando él llegó a la escuela, la profesora estaba ya en parada cardiaca y que falleció a las dos horas de haber sido agredida.

Ni la policía ni el fiscal han aportado datos sobre los supuestos motivos de semejante reacción violenta de la mujer. Se han limitado a señalar que ya había tenido problemas psiquiátricos con anterioridad y que había sido interrogada en el pasado por el presunto abandono de otro de sus hijos, de 15 años, según ha contado la cadena RTL. Hace solo mes y medio que su hija pequeña había sido escolarizada en la escuela donde ocurrió el drama.

Los servicios consulares españoles se encuentran a la espera de recibir información de la policía francesa. El Consulado General de Toulouse es el que está en contacto con las autoridades francesas, según fuentes oficiales españolas. En el caso de tener únicamente nacionalidad española, a la agresora se le ofrecerá asistencia jurídica, pero las fuentes españolas consultadas dudan de que no tuviera también nacionalidad marroquí o francesa.

El crimen movilizó al Gobierno y al jefe del Estado. El presidente, François Hollande, difundió un comunicado en el que expresó su “consternación” por “el abominable crimen” de Albi. El primer ministro, Manuel Valls, expresó sus condolencias a los familiares de la víctima y confió en que la investigación abierta aclare lo ocurrido en este suceso que calificó de “drama”. “Toda la comunidad educativa está hoy de duelo”, añadió Valls. El ministro de Educación, Benoît Hamon, anunció de inmediato su desplazamiento a Albi, donde en rueda de prensa aseguró que “la agresora parece estar afectada de graves problemas psiquiátricos”. “Es un acto odioso”, dijo el ministro, “la muerte de una profesora en su clase, delante de sus alumnos”. “La educación nacional”, añadió, “ha perdido una magnífica profesora”.

El crimen se produce solo dos días después de que el Instituto Nacional de Estadística y Estudios Económicos (INSEE) de Francia hiciera pública una encuesta según la cual el 12% de los profesores y empleados de la enseñanza sufren amenazas e insultos. En colegios e institutos, tres de cada cuatro agresiones de ese tipo los originan los alumnos, mientras que en las escuelas de primaria y maternales los insultos y amenazas proceden de adultos en siete de cada diez casos. Los profesores jóvenes sufren más agresiones. Las consecuencias, en un 46% de los casos, se traducen en problemas de sueño y pérdida de confianza en sí mismos. Un tercio de las víctimas asegura en esa encuesta que los incidentes que han sufrido han afectado seriamente a su vida y, especialmente, a su trabajo profesional.

Fuente: http://.elpais.com

MAS NOTICIAS